El juez peruano Edgar Gómez Quispe fue sorprendido cuando bebía cerveza en un bar de la ciudad de Chachapoyas con un presunto narco, al que minutos antes le había dado libertad condicional en un polémico fallo.

Imágenes del canal de televisión “Panamericana” mostró al magistrado compartiendo con el traficante Teófilo Portocarrero Fernández y otras tres personas: dos policías y el jefe de seguridad de la cárcel en que estuvo preso el imputado.

La liberación condicional dispuesta por juez Gómez Quispe había causado conmoción en Chachapoyas, capital de la provincia de Amazonas, pues contra Portocarrero Fernández hay pruebas supuestamente muy fuertes.

“Es una decepción grande por un magistrado que no reúne las cualidades de integridad que se requiere para afrontar una situación de esta naturaleza”, comentó el jefe de la Oficina de Control de la Magistratura, Enrique Mendoza.

Mendoza indicó que Gómez Quispe está suspendido en forma preventiva y que se desarrollan las investigaciones correspondientes.

 Fuente: Alberto Castro

El sistema judicial de Perú es la ”caña” jajaja

Comentar si tenéis o conocéis mas situaciones curiosas xD

Anuncios