Bucarest.-  No tiene un parque de atracciones como Neverland, el rancho de Michael Jackson. Tampoco un teatro con capacidad para varios miles de personas como Skywalker, la casa de campo de George Lucas. Ni siquiera una cascada como la mansión que se hizo construir Hugh Hefner, dueño y fundador de Playboy. Pese a ello, el castillo de Bran, ligado a la leyenda de Drácula y situado en el centro de Rumanía, es actualmente el segundo inmueble más caro puesto a la venta, según la revista Forbes.

El dueño es Dominic de Habsburgo, hijo de la princesa Ileana de Rumanía, que recuperó la propiedad el año pasado tras ser confiscada por el régimen comunista en 1948. Solo pide 60 millones de euros, pero la publicación estadounidense la ha valorado en 140 millones de dólares (98,5 millones de euros) por los ingresos que proporciona: un millón de euros anuales gracias al medio millón de personas que viajan hasta el condado de Brasov atraídas por el nombre de Drácula. Y eso que el príncipe Vlad el Empalador –que inspiró al escritor Bran Stocker– no vivió en el castillo, solo pasó varias noches en él en el siglo XV.

MUSEO HASTA EL 2009

Construido por caballeros teutónicos en el siglo XIII, adquirido por colonos alemanes a finales del XV y regalado a la reina María –madre de Ileana– en 1918, la propiedad –que deberá conservar su función de museo hasta el 2009– consta de un edificio con 56 habitaciones, tres pabellones, un terreno de 7.000 metros cuadrados y una colección de arte del siglo XIV.

¿Y quién ocupa el primer puesto de la lista de Forbes? Una mansión en Beverly Hills, valorada en 116 millones de euros, que perteneció al magnate de la prensa William Randolph Hearst.

Anuncios