Una persona que soñó el número del ‘Gordo’ o un inmigrante que pasó de no tener un euro a engrosar su cuenta con 300.000 euros, son algunas de las historias que cada año deja la Lotería de Navidad.

Uno de los casos más curiosos es el de la jefa de una inmobiliaria que compró boletos para todos los empleados de su empresa y uno distinto para ella, que resultó ser el primer premio.

En 1949 un hombre acudió a una Oficina de Correos asegurando que, tras haberlo soñado, el 55.666 sería el número premiado en la Lotería de Navidad. Tal y como había predicho, el “Gordo” fue para ese número.

Otra curiosa historia es la de dos amigos sevillanos que compraron dos décimos de lotería, uno en Madrid y otro en Sevilla, y los dos números fueron agraciados con el primer y segundo premio. También el dueño de un bar de Soria, vendió un tercer premio en su totalidad y compró uno de los décimos premiados con el “Gordo”.

El año pasado, una de las historias de la que más se habló fue la del extranjero residente en España que ganó el premio “Gordo” de la lotería y pasó de no tener ni un solo euro en su cuenta bancaria a tener 300.000 euros.

Fuente:E!tb noticias.

Anuncios